Mi opinión sobre la peli de Buzz Lightyear

Foto por @soymamamia

El sábado fuimos al cine y vimos Buzz Lightyear. Y adivinen qué? La escena del beso entre dos mujeres fue TAN explicita, que estoy a un paso de querer tener una pareja mujer y creo que mi hija igual.

(No sé si se nota el sarcasmo).

Señores, pongamos en funcionamiento las neuronas y la lógica. Primero, la escena del beso es absurdamente nula y corta. Tan nula y corta que casi ni me doy cuenta o me pierdo esa escena y puedo asegurar que mi hija ni la determinó. Que, aunque fuese así, la escena es simplemente un mini beso: no hay lenguas, abrazos, manoseo, caricias, desnudos…

Segundo, el boom y la crítica que tiene la película por esta escena donde dos mujeres se dan un un beso, me parece más nula y absurda aún cuando en la calle, en la tele y en internet hay situaciones mil veces peores y que si pueden causar curiosidad o un “trauma” a los niños.

Esta crítica y noticia excesiva en todos los medios si es un morbo que causa que cualquiera quiera ver la película.

Lo que me resulta contradictorio es que no veo a nadie preocupado con la misma intensidad cuando les dejan a sus hijos menores de 13 años YouTube sin supervisión. Tampoco dejándolos usar redes sociales con 6/7/8 o hasta con 10 años. No los veo preocupados cuando dejan ver a sus pre-adolescentes y adolescentes series como Élite o cuando se saben todas las canciones de reggaeton y las perrean con 5 años. Tampoco los veo preocupados cuando sus hijos de 6/7 años (y hasta de menos) se expresan con groserías de ex-presidiarios.

Se que para muchos papás (y me incluyo) muchas veces nos es difícil entender y sobre llevar ciertas situaciones con nuestros hijos, sobre todo por la crianza que nos dieron y el choque cultural del país donde podemos venir. Pero esto no puede hacer que forcemos situaciones porque es peor.

Mientras en casa sepamos hablar con nuestros hijos, explicarles en base a su edad lo que sea; todo estará bien y ellos estarán bien.

Es mejor que aprendan y entiendan situaciones reales por nosotros, que por terceros…

Y si, vayan y lleven a sus hijos a ver #buzzlightyear

Mamá salió sola

Salió sola, tuvo un reencuentro maravilloso, comió delicioso y tuvo risas infinitas con amigas.

Pero mamá extrañó a su hija también. Mamá extrañó comer delicioso con su hija y tener risas infinitas con ella.

Mamá necesita tiempo para ella, a solas; así como papi también. Pero mami en esos momentos a solas, extraña mucho a su hija, Y ESTÁ BIEN!

Es que hasta para eso pareciera que la sociedad juzga y te señala: “sal y disfruta sin tus hijos, no pienses en ellos”. Yo salgo y disfruto sin mi hija, pero la pienso y la extraño y llego a casa loca por abrazarla y besarla.

Foto por @soymamamia

Mamá disfruta de ambas cosas y las equilibra muy bien, pero mami siempre piensa y tiene en mente y corazón a su hija.

Gracias HIJA MIA!

Puerta mágica del Ratoncito Pérez

Esta puertita la descubrí el año pasado justo cuando el primer diente de leche de mi peque estaba por caer.

Foto por @soymamamia

La verdad es que ha sido una maravilla encontrarme con esta idea. Sin duda es una suma de magia e ilusión para la llegada del Sr. Pérez.

Vamos por el tercer diente y cada que se ha caído uno de esos tres, la peque busca la puerta y la coloca en el lugar donde quiere que llegue el ratoncito Pérez.

Esta es de Amazon y me costó 9,99€. Además de la puerta, la escalera y una cajita para dejar el diente, trae 4 certificados de “diente limpio”.

Foto por @soymamamia
Foto por @soymamamia

Los precios varían, dependiendo del tipo de puerta, entre 10 y 20€.

Es una idea preciosa y maravillosa que ña disfrutamos cada que un dientito está por caer.

JUEGOS RETRO en Madrid

Ayer retrocedimos en el tiempo en la #RetroConsola en el centro comercial Sambil Outlet.

Foto por @soymamamia

Jugamos y disfrutamos incluso más que la peque porque habían juegos que literalmente teníamos años sin ver y jugar y que nos trasladó a nuestra niñez.

Esta opción de juegos estará disponible hasta el 4 de junio. En horarios de lunes a viernes de 17h a 22h, sábados de 17h a 22h y domingos de 17h a 21h.

Lo único que debes hacer es mostrar una factura de comprar en el centro comercial de 20€ o superior a ella y tendrás 1h para jugar a TODO.

A esto me refiero cuando agradezco que cada vez se apueste más en opciones de ocio para peques en los centros comerciales. Son una suma de atractivo al centro comercial y a las ganas de volver y hacer algo distinto.

Mini huerto en casa de Lidl

Hace unos días Mía vio la publicidad en la tele de este mini huerto y justo ayer tuvimos la oportunidad de ir a este supermercado y aprovechamos de tenerlo.

Este mini huerto del Lidl cuesta sólo 3,99€ y con la compra de 20€ te regalan una mini maceta con semillas para sembrar. El número de minimacetas gratuitas se calculará sobre el importe total de la compra.

Foto por @soymamamia

Tienen 24 semillas diferentes:

Berenjena

Remolacha

Rábano

Eneldo

Fresa

Guindilla

Tomate

Pimiento

Brotes de brócoli

Zanahoria

Tomate pera amarillo

Perejil

Col kale

Berro

Coliflor

Cilantro

Espinaca

Albahaca

Lechuga

Pepino

Borraja

Tomillo

Rúcula

Cebollino

Por el momento sólo tenemos a TOMI: Tomillo; pero tocará volver muchas veces más al súper a por las demás.

Adicional a esto, puedes participar todos los días desde la app MINI HUERTO, por un patinete eléctrico. Sumado a que tienen juegos para los peques.

Más que porque Mía lo pidiera, me gustó mucho esta idea y esta actividad porque fomentará mucho más en ella lo que es la responsabilidad de un ser vivo como los son las plantas.

Gracias marcas por pensar cada vez más en nuestros niños.

Ser mamá y llorar

El domingo lloré…

Lloré en uno de esos momentos durante la maternidad-crianza que te revuelven todo por dentro y te golpean en la cara para recordarte que crecen, y muy rápido.

Pues eso pasó el domingo. Entramos a una tienda de ropa deportiva y al entrar Mía va directamente a la zona de ropa de su edad. Escoge un conjunto deportivo, nos dice “mamá, papá, me gusta esto para las clases de baile. Puedo ir al probador y probármelo?”

Inmediatamente nos miramos la cara los dos: 1 porque era un conjunto o estilo de ropa que no suele usar. Y 2 por la independencia absoluta con la que hizo todo. Cuando le decimos que si, y camino con ella para acompañarla al probador me dice “mami, yo pueda sola tranquila”.

Se me hizo un nudo en la garganta y en el estómago increíble por ser una situación o momento nuevo para mi. No porque escogiera la ropa sola o porque quisiera ir al probador sola, sino porque un caer en cuenta de que “ya es grande” y no me dio el chance de procesarlo.

Foto soymamamia

Solo pasaron unos segundos cuando desde el probador me llama y me dice “mami, si que necesito tu ayuda, VEN”. Y ahí el nudo explotó y lloré. Entré, la ayude y lloré. Lloré porque así lo sentí en ese momento. Fue una revolución de emociones juntas y aunque quise aguantarme y tratar de que ella no me viera, pasó.

Me preguntó: por qué lloras mami? Y le dije: porque creces muy rápido mi amor. Agarró su peluche y me secó las lagrimas…

Créanme cuando les digo que los hijos crecen muy rápido. Mía tiene 7 años y yo aún no me lo creo. A veces me duele el alma de ver lo grande que está y de que aunque siempre la veré como mi bebé, ya no es mi bebé.

La disfruto cada día, día y noche desde que nació y aún así siento que me falta tiempo con ella, PORQUE ESTÁ MUY GRANDE!

Pero aunque esté muy grande, siempre estaré para ella. Para ayudarla en el probador, con lo que le gusta, con lo que no y con lo que quiera. Cuando quiera que esté estaré y cuando no, no.

Respetarla durante su crecimiento, apoyarla en ese proceso, guiarla y entenderla es la clave para que pida ayuda a mamá en el probador o no.

Disfruten de sus hijos. Expriman cada tiempo con ellos. Lo que ahora vives, no volverá jamás…

Las mamás según su signo zodiacal

LA MAMÁ DE ARIES: (21 DE MARZO- 19 DE ABRIL)

Suele ser estricta, autoritaria y exigente, pero sin llegar a ser mandona o enojona, simplemente le gusta que sus hijos sean responsables y se apega a las rutinas y los estudios, así como a las actividades extracurriculares, le encantan las actividades recreativas pues sabe que son importantes. Es una guerrera con energía interminable y una líder nata, por lo que son muy buenas madres.

La mamá Tauro: (20 abril – 20 mayo)

Son determinadas, estables y muy terrenales. Son mamás con muchísima paciencia y hacen todo por darle a sus hijos un hogar tranquilo donde se sientan seguros. Suelen preocuparse mucho por la salud de su familia, por lo que disfrutan cocinar cosas saludables. Son muy amorosas y cariñosas, se convierten en un pilar fundamental en la vida de sus pequeños.

La mamá Géminis: (21 mayo – 20 junio)

Las mamás géminis tienden a ser muy activas, son alegres y aman involucrarse con sus hijos en todo tipo de actividades, sin embargo no suelen ser buenas planeadoras, de ahí que de pronto logren sacar los planes a última hora gracias a su gran sentido de improvisación y solución de problemas. Son esas mamás que suelen ser muy estrictas en cuanto a la escuela y la alimentación, pero llevan a los niños a la playa en verano y los dejan comer de todo.

La mamá Cáncer: (21 junio – 22 julio)

Son mamás muy sobreprotectoras, cariñosas, hogareñas y sentimentales. Su casa es su lugar más sagrado y hacen todo por que su familia disfrute tanto como ella estar ahí. Sufren un poco cuando tienen que dejar a sus hijos y normalmente los llevan a todos lados, sacan las garras cuando alguien intenta hacerles daño, esto a veces suele ser exagerado y tienen que trabajar en dejar que sus hijos aprendan a partir de sus errores. De pronto les cuesta decir que no.

La mamá Leo: (23 julio – 22 agosto)

Son las cool y modernas del zodiaco. Son trabajadoras, vanidosas, pero no sólo eso, son personas que tienen muy presente su niñez, por lo que disfrutan pasar tiempo con sus hijos y jugar por horas. Aman la aventura y difícilmente se quedarán en casa si pueden ir al zoológico. Con sus hijos aman hacerles fiestas de cumpleaños, no importa si sólo es un pastel en casa, hacen todo por que sea especial. Son muy apegadas a los valores y con sus hijos son exigentes, a veces suelen tratarlos como si fueran pequeños adultos, pero así como juegan también son muy firmes en cuanto a la educación.

La mamá Virgo: (23 agosto – 22 septiembre)

No suele ser muy cariñosa y le cuesta un poco demostrar sus sentimientos, sin embargo se preocupa demasiado por sus hijos. Es muy pero muy responsable y cuidará desde la higiene y la alimentación de sus hijos, hasta el tipo de amigos que tiene. Tiene muy ordenada su casa y le enseña a sus hijos a hacer lo mismo con sus juguetes y su ropa. Suele ser muy exigente, pero siempre se preocupará por el bienestar de sus pequeños. Siempre está haciendo muchas cosas, trabajando y desarrollando un proyecto personal, así como ayudando al marido en su negocio y la casa impecable. Son puntuales por lo tanto sus hijos también, aunque de pronto es tan organizada que olvida la parte afectiva.

La mamá Libra: (23 septiembre – 22 octubre)

Son las justas del zodiaco, por lo que buscan siempre el equilibrio en casa, el trabajo y sus hijos. No les gusta hacer diferencias y siempre hacen lo posible por enseñarles lo que es verdaderamente importante como los amigos, hacer lo correcto y compartir. Son meticulosas, ordenadas, intuitivas y tienen un amor especial por las cosas estéticas y bonitas, por lo que hacen todo por cuidar su aspecto y siempre verse bien. Harán todo por compaginar su vida laboral y la maternidad. Con sus hijos son fáciles de convencer, aunque siempre tienen un plan desarrollado y rutinas, es fácil que toquen su corazón.

La mamá Sagitario: (22 noviembre – 21 diciembre)

Son mamás muy divertidas e intuitivas, les gusta aventurarse con sus hijos y hacer cosas alocadas, tanto que muchas veces olvidan poner límites y terminan con un desastre en casa. Son muy cariñosas, alegres y optimistas, suelen balancear su vida profesional para tener tiempo con sus hijos. No son muy organizadas pero hacen lo posible por tener orden en casa y un sistema que les funcione a todos.

La mamá Capricornio: (22 diciembre – 19 enero)

Son muy organizadas y trabajadoras, van con su agenda en mano para no perderse ninguna reunión escolar o junta de trabajo. Les gusta el trabajo duro por lo que tratarán de que sus hijos aprendan sobre él. Son estrictas, pero no arriesgarían la felicidad de sus hijos por nada. La educación de sus hijos es lo más importante, por lo que es la mamá que pide las mejores calificaciones, además de meterse hasta la oficina del director cada que sea necesario.

La mamá Acuario: (20 enero – 18 febrero)

Son modernas, permisivas, cariñosas y sencillas. Cuidan a sus hijos como nadie y siguen al pie de la letra los horarios, que son sagrados. Buscan darles una educación completa, con deportes, arte y socialización. La amistad es muy importante para ellas y la fomentarán con sus hijos. Les gusta estar al día en las cosas del mundo, por lo que tienen conversaciones profundas con sus pequeños. Son muy compasivas y humanitarias, y fomentan la comunicación en casa, tanto que a veces quieren saber todo.

La mamá Piscis: (19 febrero – 20 marzo)

Son muy expresivas y soñadoras por excelencia, tanto que pocas veces tienen los pies en la tierra. Son sensibles y creativas, aman hacer manualidades con sus hijos y enseñarles que a través del arte pueden expresar y canalizar sus emociones. Son cariñosas y empáticas, por lo que brindan apoyo incondicional cuando sus niños están en problemas. Son muy dedicadas y enganchan perfecto con los sentimientos de los demás.

______________

Por Silvia Ruiz para Naran Xadul

Disneyland Paris con niños

Foto: soymamamia

Muchos de estos tips también los aplico para cualquier otro parque de atracciones y vaya que son necesarios.

PLANIFICACIÓN Y ORGANIZACIÓN:

Pasajes, estadía, entradas al parque y tour por Paris personalmente recomiendo contratarlos directamente en una agencia. Aunque se crea que de esta manera todo saldrá más caro, por el contrario te darán las mejores opciones en días para viajar, hoteles para quedarte, restaurantes a reservar y tours por la ciudad: todo en base a tu presupuesto.

Una vez hecho esto, es muy clave que organices tus días en base a los parques o lugares que irás. De esta manera no quedará por fuera ninguna atracción o lugar al que quieras asistir.

En el caso de Disneyland Paris si vas en temporada baja, en un día conoces y disfrutas de todo el parque, y en otro día el Walt Disney Studios. Es muy agotador, pero se puede.

En nuestro caso, decidimos tomarnos dos días para este parque y uno para el Walt Disney Studios: el primer día (el de nuestra llegada) lo aprovechamos al máximo y tratamos de exprimirlo y el segundo día disfrutar con más calma de las atracciones, fotos o shows restantes e incluso repetir algunas. El tercer día decidimos que fuese completamente para el Walt Disney Studio. Así, el resto de días nos quedaban para conocer la ciudad y repetir sin prisa nuevamente los parques que quisiéramos.

*Si viajas con bebés si o si debes llevar su carrito/coche. Las caminatas son infinitas y de esta manera tanto el bebé como papás descansarán y tendrán un paseo más cómodo. También de esta manera te evitas el alquilar algún carrito en el parque. En cada atracción o show, existen áreas específicas para dejar los carritos, así que no te estorbará en ningún momento.

HOTEL:

Esta elección es muy personal y va a depender de tu presupuesto, pero hospedarse en cualquier hotel del parque es la mejor recomendación ya que se encuentran muy muy cerca (que aunque el hotel tenga transporte al parque y Sean 5 minutos, puedes ir a pie) y esto será un plus de tiempo y descanso para ti y los peques.

Adicional a ello, dependiendo del paquete que contrates u ofertas que consigas, tendrás la opción de media pensión o pensión completa, transporte y otras condiciones que harán de tu viaje el más cómodo y tranquilo de todos.

Foto: soymamamia

Otro muy buen plus de quedarte en algún hotel del parque, es que tienes la opción de entrar antes al parque: el EXTRA MAGIC TIME. Es decir, el parque abre sus puertas exclusivamente antes para hospedados allí.

Al quedarte en un hotel fuera del parque, tienes que sumarle todo esto como adicional: comidas, transporte, distancias, etc. y valorarlo muy bien para saber si realmente compensa o no.

ACCESORIOS ALUSIVOS A DISNEY:

Aunque será inevitable que compres lo que sea dentro del parque, si puedes ahorrarte algunas cosillas, mucho mejor.

Camisetas combinadas para la familia o de cualquier personaje de Disney, disfraces de los peques, diademas de Minnie, gorras y hasta mascarillas de Mickey, puedes comprarlas en cualquier portal web como Amazon, AliExpress o Wish. Este tipo de cosas, específicamente, te saldrán 100 veces más caras el parque y no compensa nada comprarlos allí.

Foto: soymamamia

De esta manera no solo ahorras, si no que lo que realmente quieras comprar allí valga la pena y puedas llevarlo con gusto. Ya sea para ti o para tu peque.

MALETA:

Esto aplica tanto para adultos como para niños: Ropa y calzado cómodo. Y cuando digo cómodo literalmente lo más cómodo que tengas en tu closet, y lo que menos espacio y peso ocupe.

Lleva aunque sea un cambio de ropa para “frío”, calcetines extra a los días que te quedes y un suéter o abrigo cómodo.

Foto: soymamamia

En Paris el clima es muy bipolar y es preferible que vayas preparado y no te toque comprar dentro del parque u hotel cualquier cosa que triplicará su precio. Por eso lo recomiendo añadir a la maleta chaqueta para lluvia o chubasquero y paraguas. A nosotros este tip nos salvó la vida y lo agradezco enormemente a @andreaestradapolegre quien viajó unos días antes y como buena mamá 2.0 me lo aconsejó.

MOCHILA PARA EL PARQUE:

Foto: soymamamia

Desde que soy mamá tengo la “manía” (por decirlo así) de siempre tener en mi bolso un cambio de ropa para mi hija (calcetines, ropa interior) y un paquete de toallas húmedas. Dependiendo de la salida le añado más cosas, como por ejemplo algún cuaderno y colores para distracción.

En el caso de este parque (y cualquiera de atracción) mi recomendación principal adicional a una mochila salvavidas es llevarlos con ropa cómoda y calzado MUY cómodo. Sobre todo zapatos. En el caso de Disney en específico, los peques seguro querrán ir disfrazados de algún personaje favorito, con más razón es necesaria una mochila SALVAVIDAS:

• Uno o dos cambios de ropa cómodos (incluida ropa interior)

• Toalla de manos

• Calcetines extra

• Suéter (en caso de frío, así que revisar el clima siempre antes)

• Toallas húmedas

• Tiritas/ curitas

• Botella de agua (dentro del parque es MUY cara y sabe fatal)

• Cualquier cosa de picar o comer

• Cargador o pila extra para cargar el móvil (quedarte sin batería no es una buena idea, sobre todo en tiempos de COVID donde tienes que mostrar el código QR en muchas ocasiones)

• Mascarillas extras para todos

• Gel hidroalcohólico

• Botas de lluvia o zapatillas de cambio (en caso de lluvia, así que revisar el clima siempre antes)

DESCARGAR LA APP DEL PARQUE:

Aunque en la entrada de cada atracción, show o foto se indique el tiempo de espera y horarios de próximas funciones o apariciones, con esta App tu visita será mucho más fácil.

Adicional de tener el mapa del parque, los horarios de shows y fotos con los personajes los puedes comprobar más rápido por esta vía y la organización de tu tiempo será mucho mejor. También podrás comprobar si la atracción es apta para tu peque o no y así no pierdes tiempo, más bien ahorras.

PHOTO PASS+:

A nosotros nos resultó una buena inversión. Con el servicio Disney PhotoPass puedes ver y adquirir las imágenes en alta resolución de cualquier foto tomada por un fotógrafo de Disney PhotoPass o en una atracción con sistema de captura de imágenes.

Aunque en los puntos de fotos de los personales podrás hacerte tú mismo las fotos, nos apuntamos más a la calidad de todas ls fotos tomadas cada día por profesionales y que podremos descargar y tener al momento.

Foto: soymamamia

FAST PAST:

Lo recomiendo si al momento de tu viaje la temporada es muy demandada o alta, de lo contrario no. Por qué? En mi caso la máxima espera fue en una sola tracción de 45 minutos. El resto variaban de 5, 10, 15 y 20 minutos.

Si la temporada es alta y el tiempo de espera en las atracciones superan los 45 minutos si que es buena la inversión del fast past.

TIEMPO:

Foto: soymamamia

Para aprovechar realmente de los días hay que levantarse temprano. Aunque estes de vacaciones y lo que quieras es descansar, para este tipo lugares lo mejor es aprovechar el tiempo, sobre todo si tienes desayuno incluido en el hotel. Al final del día compensa y si sabes organizarte, hasta te resta día y puedes volver más temprano de lo que creías a comer y descansar.

COMPRAS:

Aprovecha tu último día para realizar las compras de recuerdos o cosas que te gusten. De esta manera puedes darle la opción a tus peques de que “el último día podrán elegir lo que quieran” (cosas lógicas, claro). La ansiedad y locura por querer todo la tendrán desde el primer día, de esta manera controlas el bolsillo y sus ganas.

COVID:

El parque está extremadamente preparado con medidas sanitarias y de seguridad. En cada paso que des, verás un dispensador de gel hidroalcólico, señalizaciones para mantener la distancias en cualquier fila y alguien que te diga “súbete la mascarilla” (si por equis razón te la bajas).

Para acceder al parque deberás mostrar siempre el pase sanitario. Por ello recomiendo tenerlo en el móvil e impreso (por si agotase tu batería). A partir del 30/09/2021 este pase se pedirá a partir de los 12 años de edad.

TOUR POR PARIS:

Si tienes incluido en tu pack de viaje el tour por la ciudad (sobre todo el traslado ida y vuelta del hotel a la ciudad) mucho mejor. Nosotros optamos por la opción del traslado ida y vuelta desde el hotel + paseo en barco con un guía. Es de una hora y te ayuda a conocer y saber un poco más de la ciudad y de los lugares imprescindibles a visitar. Luego del paseo fuimos literalmente “turistas” y nos caminamos las calles de Paris. Teníamos a nuestro favor que mi esposo ya conocía Paris y nos fue más fácil el recorrido para volver a tiempo para la vuelta al hotel.

Foto: soymamamia

PACIENCIA:

Foto: soymamamia

Para mi la más importante de todas, sobre todo porque vamos con niños. Nuestro ánimo, nuestras ganas y hasta nuestro cansancio jamás será el mismo que el de ellos, por eso debemos tener muy claro que nuestros peques se agotarán rápidamente. Que no querrán caminar, que no querrán hacer filas y que tendrán hambre o antojos varios en el camino.

Descansa cada que puedas. Pregúntales constantemente si están bien, si tienen sed, si quieren descansar o seguir, si quieren ir al baño. Serán mini “breaks” que ayudarán mucho en el recorrido.

Durante las filas es el momento de ofrecerles merienda o lo que sea que lleves para picar, beber agua o que descansen sobre tus pies.

Si la espera es muy muy larga, algún cuaderno con colores o incluso el móvil ayudarán. Esto nos pasó en un sólo lugar, en el Walt Disney Studio al momento de tomarnos la foto con personajes Marvel. La espera fue de más de una hora y si para un adulto era insufrible, para un peque más. En este caso, el iPad y unas galletas nos colaboraron.

*Si vas a disfrutar de unas vacaciones en un lugar así, lo lógico es desconectar de la TV, del móvil y de la tablet. Pero quieran o no, hay ciertos momentos donde como papás podemos darle o opción a los peques de usar estos dispositivos. En nuestro caso, fue o única vez que mi hija la usó en el viaje (obviando el momento en el avión o de espera del mismo).

Este lugar es tan mágico como parece. Disfruta de cada minuto y déjate guiar por tus peques. Es un viaje por y para ellos.

La Maternidad no es difícil

Qué costumbre se ha vuelto decir que la maternidad es difícil. Y no, no es difícil (o por lo menos para mi). Difícil son las situaciones que se nos presentan en el camino y en cada etapa de lo que es ser mamá. Situaciones infinitas y que te pueden llevar sacarte de tus carriles.

Pero ser mamá no es difícil y no tiene que dar miedo otras que no lo son. Amar a alguien que es parte de ti no es difícil y no tiene que dar miedo.

Miedo y difícil es encontrarte en el camino con personas que critican tu maternidad, tu crianza, tus gustos, tus decisiones. Miedo y difícil es ver cómo entre mamás (muchas veces) lo que reina es señalar a la otra, compararse y mostrarse como “la mejor mamá”, con el “mejor hijo”. Esto si que es difícil, da miedo y ganas de salir corriendo y no querer criar en un mundo con personas así criando niños así.

Y si, el camino de la maternidad tiene muchas pruebas y retos que nos harán dudar más de una vez en nuestra labor; pero si algo es clave para mi y me ayuda a seguir adelante y decirme “si puedes” es ese instinto maternal que nos nace cuando nos convertimos en mamás, que no nos abandona jamás y que (créanme) no falla.

El tiempo pasa, la crianza cambia y nosotros en ese camino de maternidad cambiamos también, crecemos, maduramos y aprendemos. Por eso hoy entiendo cada vez más que eso de que “la maternidad es difícil” no lo comparto. Para mi lo realmente duro y que se convierte en difícil, ha sido lidiar con personas que sin querer o queriendo quieren hacer tu maternidad, crianza y hasta tus hijos difíciles y complicados. Hasta un punto en que te lo crees.

Mamás y futuras mamás, no se dejen infundir un miedo mito sobre la maternidad. Desde el momento en que sabemos que seremos mamás algo en nosotras (además de un bebé) crece también que nos llena de fuerza para poder con eso y con todo lo que trae el título de mamá.

En este camino, además de encontrarte personas y situaciones difíciles, también encontramos unas muchas más que hacen todo lo contrario: alentarnos, motivarnos, apoyarnos y darnos la mano para decirnos “lo estás haciendo bien, sigue así”.

Cumpleaños #6 en pandemia

Y llegaron los 6 años de mi peque, pero en pandemia. Pensé que celebrarle su cumpleaños sería misión imposible con tantas restricciones y con un virus que nos ha cambiado nuestras rutinas, nuestros horarios y nuestro día a día.

Foto: soymamamia

Aún así, que mi peque siempre cumpla años en invierno ha hecho que celebrarle sus 6 años no me fuesen en nada misión imposible.

Por qué? Simplemente porque que cumpla años en esa temporada ha logrado que me vuelva un as al momento de buscar el lugar perfecto para su gran día: un parque cerrado. Parece tarea sencilla, pero no todos los lugares tienen la condiciones que tú buscas para ese día y por eso año tras año gano más experiencia al momento de la organización. Porque no es solo encontrar cualquier parque, pagar desentenderse de todo y ya. Para mi, aunque el lugar tenga sus condiciones, tiene que permitir que me involucre y que el cumpleaños se adapte a todo lo que mi peque quiere y queremos ese día.

Cada año sigue siendo un reto, pero Madrid me lo ha puesto muy fácil. Son infinitos los lugares con parques cerrados para celebraciones y disfrute de los niños. Y ya son infinitos también los que conozco, los que me dan confianza, los que cuentan con toda la seguridad para los niños, los que me hacen sentir cómoda y como en casa ese día. (Ojo, que así como los hay así, son muchos que son todo lo opuesto).

Este año, teniendo muy en cuenta que las restricciones serían muchas para la celebración, no dudamos igualmente en intentarlo y en conseguir el lugar perfecto y con todas las medidas de bioseguridad necesarias para que todo saliera bien y mi peque disfrutara de sus tan esperados 6 años.

El lugar elegido fue 7FUN Center en Alcalá de Henares. Un parque de ocio donde los peques pueden disfrutar de: escaladas, parque de bolas, camas elásticas, un rocódromo, cuartos de pompas y simuladores de realidad virtual.

Foto: Instagram 7funcenter
Foto: Instagram 7funcenter
Foto: Instagram 7funcenter
Foto: Instagram 7funcenter

Este lugar lo tenía en mente desde los 5 años de mi hija, lo descubrí a través de Instagram y me enamoró (aún sin conocerlo en persona), pero con la pandemia cerró durante muchos meses. Mientras esperaba que el lugar fuera nuevamente abierto, el tiempo pasaba y se acercaba la fecha del cumple, y entre nuevas búsquedas de parques que no me convencían al 100, un día revisando sus redes sociales sin ninguna esperanza, veo que la apertura del parque había llegado. No dudé ni un segundo en llamar, preguntar por todas las medidas establecidas para celebraciones de cumples en pandemia y listo, al día siguiente ya estábamos visitando el lugar y reservando. (Creo que aquí los aplicó mucho la frase de “lo que es para ti, ni que te quites. Y lo que no, no que te pongas”).

Foto: soymamamia

Mi hija quedó encantada con el lugar y ya eso es el 90% de aprobación. Luego el otro 10% es la atención y sin dudarlo es 10 de 10.

Cómo ya sabía, la pandemia nos iba a cambiar también la celebración de este cumple, pero aún así en este lugar hicieron que ni notáramos que estábamos en pandemia. Mi peque tuvo un área cerrada sólo para ella y sus 6 amigos invitados donde merendaron, cantamos cumple y comieron tarta. A esta área solo pudimos entrar mi esposo y yo; tanto para estar pendientes de todo, cómo para el momento de cantar cumple.

Eso fue lo único distinto este año, que en ese momento no pudieron estar ninguno de los papás de los amigos de mi peque y cantar con nosotros cumpleaños feliz. En ningún momento (como norma) no pudieron entrar. Pero en todo momento todos estuvieron acompañados de una monitora que se encargó de que durante esas horas de celebración y juegos, los peques disfrutarán aún sin estar los padres cerca.

Foto: soymamamia

El lugar, repito, es ideal. Entra en mi lista de parques favoritos en Madrid. La atención y entrega que nos brindaron fue perfecta y lograron que un cumpleaños en pandemia se disfrutara con la misma intensidad que sin ella.

Si, la costumbre de 4 cumpleaños anteriores donde como padres podemos echarle un ojo a nuestros peques mientras juegan, entrar al área de juegos o simplemente estar allí, pues pega, es un choque y más en un cumpleaños. Pero mi tranquilidad fue que mi hija estaba feliz. Sus amigos estaban felices, y todos disfrutaron y exprimieron las horas de juego ese día con mucha felicidad. Y, aunque parezca mentira, hasta yo disfrute más de este día.

Otro plus del parque (y que no todos los parques en Madrid lo aceptan) es que permitieron que llevara mi tarta. Esto es algo que muchos parques si aceptan al momento de celebraciones de cumples, pero otros muchos no. Y esto para mi es importante porque cada año la tarta forma parte del día especial de mi hija y es algo que quiero mantener. Por eso a veces la búsqueda de parques con las condiciones que quiero, me cuesta un poco más.

Foto: soymamamia

Así que si. Si se puede celebrar un cumpleaños infantil en pandemia. El mito de que se disfruta más en un parque al aire libre que en uno cerrado es el peor de los mitos que como mamá he escuchado. Madrid tiene infinidad de lugares cerrados adaptados en muchos sentidos para que nuestros hijos disfruten tanto de sus cumples como de un día cualquiera. Especialmente esos peques que, como mi hija, cumplen años en invierno.

Seguir leyendo