REFLEJO DE SINCRONIZACIÓN

Si muchas me leen, saben que soy 1000% Pro-Lactancia Materna y que amamanté a mi hija hasta sus dos años y cuatro meses. Las madres lactantes y que hemos sido lactantes sabemos que el amamantamiento no solamente es una conducta alimenticia. La succión va acompañada de otras conductas y, además de aportar alimento, contribuye con seguridad, afectividad y vínculo entre la madre y su criatura.

Cuando amamantamos siguiendo los consejos de la OMS y de la madre naturaleza, y prolongamos la lactancia más allá de los 4 meses, el bebé que succiona va desarrollando sus capacidades motoras y cognitivas e interactúa con nuestros (sus) pechos de una forma cada vez más compleja. Es aquí donde aparece el reflejo de sintonización, que consiste en que el niño, mientras succiona de un pecho, agarra el pezón del otro, girándolo como si estuviese buscando una emisora de radio. Sí, esas cosas suceden, y lo sabemos las personas que amamantamos. Un gurú de la lactancia, un hombre que nunca haya amamantado y que no haya visto a una mujer amamantar en libertad no sabe esto: es parte de nuestro conocimiento como expertas en el tema.

El hecho de que esta conducta pueda tener una función fisiológica de estimulación del reflejo de eyección (en términos vulgares, conseguir que la leche salga por sí sola y llene la boca a chorros), es interesante para desviar a las mentes perversas de la posible función sexualizada que le puedan atribuir a este comportamiento.

Pero además de esto, las mujeres que hemos dado de mamar siguiendo las recomendaciones de la OMS y las de la madre naturaleza sabemos que, llegado el destete, las niñas y los niños no se separan de manera drástica de su fuente de placer. Un niño o una niña que ha mamado durante varios años no olvida de la noche a la mañana que los pechos de su madre le han calmado, nutrido, quitado miedos y penas, ayudado a dormir, etc. Quizás por eso, conservan durante un tiempo la costumbre de tocarlos en los momentos de ansiedad y a la hora de dormir.

Hay quien recomienda eliminar de raíz lo que creen que es una fea costumbre. Sin embargo, desde mi punto de vista, creo que censurar esta etapa intermedia de destete definitivo es innecesario y puede producir conflictos entre madre e hija/o, así como momentos de ansiedad innecesarios. Esa conducta cesará paulatinamente, y les aseguro que tú hija/o nunca más se interesará por tus pechos.

Es una pena que la especie humana se avergüence con tanta frecuencia de un acto que forma parte de su esencia misma. Señoras y señores que se escandalizan por ver una teta humana alimentando a un cachorro humano, señoras y señores que se escandalizan por ver a un cachorro humano jugando con los pechos de su madre: respiren hondo. No pasa nada. Es la naturaleza siguiendo su curso.

////

.

.

.

.

http://motherkiller.com/sintonizar-y-tocar-teta-conductas-habituales-del-amamantamiento/

Anuncios

13 comentarios en “REFLEJO DE SINCRONIZACIÓN

  1. unomasunosontresblog dijo:

    Totalmente de acuerdo!!! Llevamos 14 meses de lactancia materna. Nora comenzó a sintonizar alrededor de los 7 meses. A mí no me molesta, pero es cierto que tiene que tener las uñas bien cortitas!!! Jejeje. Me ha gustado muchísimo tu post. Te felicito por tus dos años y cuatro meses de lactancia!

    Me gusta

  2. Joha Ruiz dijo:

    Que bonita es la lactancia! Nosotros la disfrutamos a plenitud durante más de 6 años, aunque quien lo escucha (o lee) piensa que estoy loca jajaja. Y si, estoy loca de amor por esos momentos vividos junto a mi peque.

    Me gusta

  3. @funtastic.mom dijo:

    Mi parte favorita: “Es una pena que la especie humana se avergüence con tanta frecuencia de un acto que forma parte de su esencia misma. Señoras y señores que se escandalizan por ver una teta humana alimentando a un cachorro humano, señoras y señores que se escandalizan por ver a un cachorro humano jugando con los pechos de su madre: respiren hondo. No pasa nada. Es la naturaleza siguiendo su curso“.

    Así es respiren hondo. Probablemente son los mismos que tienen que respirar hondo por vernos con ellos en brazos o utilizando un método de crianza que consideran “inadecuado”

    Me gusta

  4. lazosdemadre dijo:

    Esto me paso muchas veces cuando di pecho a Sebastián. Nosotros fuimos lactancia mixta y a los 9 meses simplemente decidió que no quería más pecho. Trate de relactar pero no fue exitoso. La gente tiene la costumbre de ver la lactancia materna como un tabú, y Ena nosotras esta alzar la voz para que ya no censure lo que para mí, es lo más natural desde toda la vida.

    Le gusta a 1 persona

  5. comosermamablog dijo:

    No hay nada más inocente que lo que hace un bebe y si ese reflejo es parte de ellos ¿por qué eliminarlo? Mis dos hijos también lo hacian y si mientras los amamantaba a alguien no le gustaba le invitaba a no mirar. Es lo más natural del mundo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s